“El verdadero discernimiento solo llega cuando uno puede estar realmente en silencio, consigo mismo” Gururaj Ananda Yogi.

 

“Tus palabras dicen lo que tienes en tu mente. Tus acciones dicen lo que tienes en tu corazón”. Buda.

La práctica de Yoga y la meditación van de la mano. Si bien ofreceremos una práctica exclusiva para la meditación, también preparamos al cuerpo, a la mente y al corazón para ello.

Los beneficios de la meditación hoy en día ya cuentan con aval científico, pero desde la antigüedad las bondades de esta práctica milenaria eran descubiertas experiencialmente. Además, se ha demostrado que nuestro cerebro es moldeable y que la meditación influye en esta materia gris.

Cuando te dedicas unos minutos al día con constancia a estar en silencio en ti, en presencia, conectando con lo que hay dentro y fuera, además de otras herramientas que ponemos al servicio en clase, se abre un mundo de posibilidades para nuestra salud.

Podemos mencionar muchos beneficios que te ofrece esta práctica, aquí enumeramos los más relevantes:

  • Ayuda a tener un mejor descanso, aumenta la calidad del sueño.
  • Ayuda a relajar la mente, incluso a silenciarla.
  • Reduce la presión sanguínea y los niveles de estrés
  • Mejora la memoria
  • Mejora la estabilidad emocional, si bien la apertura de corazón a la que te invita la meditación incrementa el comportamiento prosocial de las personas. 
  • Ayuda a tomar mayor consciencia personal. Fortalece áreas del cerebro responsables de la empatía y la inteligencia emocional.
  • Mejora la salud en general, pues hay un chance para parar.
  • Relaja la tensión muscular
  • Mejora la concentración y esto ayuda al rendimiento académico, por ejemplo, o a las actividades que requieran concentración en el puesto laboral. Ayuda a ser más eficiente.
  • Contribuye al estado anímico en general de la persona.
  • En las personas con Parkinson tienen mejoras en los síntomas motores y no motores.
  • Ayuda a llevar mejor el dolor, contribuye al alivio afecciones severas, bien sea físicas o mentales
  • Aliviar las condiciones de salud relacionadas con el estrés, como el síndrome del intestino irritable y la fibromialgia.
  • Contribuye a mejorar el estado anímico
  • Reduce el estrés, la ansiedad y la depresión, fomenta la salud mental y la emocional.

“Si esperas, la acción correcta surge por sí misma” Buda.

Sin duda, a través de la meditación podríamos cambiar nuestra mente, al menos tenerla más clara, mejor conexión con nuestro corazón y esto nos lleva, entre otras cosas, a tomar mejores decisiones.

Los beneficios los podrás ir viendo de forma casi inmediata, ayudándote a conciliar el sueño, por ejemplo, o a conectar con tu respiración de forma más consciente.

Lo que si es seguro es la conexión con tu interior, con tu corazón, la meditación te ayudará a poder reconectar con tu cuerpo, con tus sensaciones, con tu ser interno. Es una via de transformación en sí misma. En nuestras clases transitaremos diferentes abordajes de meditación, según la tradición, cualquier consulta, estaremos encantados de explicarte.

La práctica de Yoga y la meditación no son disciplinas separadas, pero ciertamente hay personas que solo desean abordar una de las dos. Toda escuela de yoga integra la meditación como parte fundamental de su práctica y en nuestra escuela es así.

Puedes disfrutar de prácticas individuales o en grupo, ahora mismo hay plazas disponibles para ello.

Te espero.